13 de febrero de 2013

Identique


Supongo, ya que no le puedo preguntar a nadie, que en esta foto mi Papá tenía entre dieciséis y veinte años. En la foto a color pueden ver al maldito bastardo, con tan sólo dieciséis, en la cabina de un Hércules C-130 de la Fuerza Aérea.

Como pueden apreciar, el parecido es mayúsculo. Idénticos, dirían algunos. 


No está demás contar un poco sobre mi foto, ya que seguramente más de uno se está preguntando qué hacía yo en la cabina de un avión.

Durante la primaria se me metió en la cabeza que quería estudiar en un colegio industrial. La primera opción era la escuela Henry Ford de Pacheco, para después pasar a trabajar en la planta automotriz; pero la vida iba a dar un revés inesperado a mis intenciones. Resulta ser que mi apropiador supo de mi interés en las escuelas técnicas y después de meses sin que se preocupara por mí, se acercó con un folleto de la E.N.E.T. Nº1 del Palomar "Primera Brigada Aérea". 

Como podrán entender, mis deseos de ser aceptado por este personaje eran muchos, y si lograba que se sintiera orgulloso de mí, quizá - pensaba yo - podría ser un poco más sencillo. Conclusión: terminé estudiando en Palomar. Soy Técnico Aeronáutico y las materias de taller a partir del ciclo superior se desarrollaban directamente sobre las aeronaves. Es así como, casi diecisiete años después de que - posiblemente - hubieran arrojado al río a mi padre, drogado, en los conocidos vuelos de la muerte, su segundo hijo, el desaparecido, se encontraba reparando esos mismos aviones.

Muchos podrán llamarlo casualidad. Otros, coincidencia. Para mí, ver que la foto en la que más me parezco a mi padre es sobre un Hércules, se llama "ironía". 

P.D.: Existen fotos de mi papá hasta el momento de su desaparición, a los veinticinco años. Las que él no pudo sacarse, las que tendría que haberse sacado después de esa edad, las veo cuando miro las mías. ¿O alguien osaría discutir el parecido que tengo con mi viejo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario